Dos grandes desafíos caracterizan al liderazgo hoy en día:

  • la necesidad de hacer malabares con una creciente serie de demandas paradójicas: hacer más con menos; reducir costes pero innovar; pensar globalmente, actuar localmente.
  • el ritmo sin precedentes de «cambio disruptivo», que acelera la interacción de estas demandas y al mismo tiempo aumenta la presión sobre las organizaciones para que se adapten.

Estos desafíos han aumentado significativamente la necesidad de  las organizaciones de contar con líderes versátiles que tengan la capacidad de hacer frente a una variedad de cambios y los medios para resolver prioridades en conflicto.

Epstein defendía que cuanto más amplia sea la lente de un líder en el mundo, mayor será su repertorio de habilidades, capacidades y estilos de comportamiento; y cuanto más desarrollado sea como persona, más probabilidades tendrán de llevar a su gente, equipos y organizaciones al éxito en un flujo rápido de un mundo cambiante.

La versatilidad es el componente más importante para liderar eficazmente hoy en día. Los líderes versátiles tienen empleados más comprometidos y equipos de mayor rendimiento. Sus unidades de negocio son más adaptables e innovadoras. Sus organizaciones son más capaces de obtener una ventaja competitiva porque saben cómo generar disrupción (proceso o un modo de hacer las cosas que supone una ‘rotura o interrupción brusca’ y que se impone y desbanca a los que venían empleándose).

¿Qué es la versatilidad?

La versatilidad es la capacidad de leer y responder al cambio con un amplio repertorio de habilidades y comportamientos complementarios.

Los líderes suelen ser mejores en leer el cambio que en responder a él, en gran medida porque desarrollar una amplia gama de comportamientos requiere un esfuerzo sistemático que a menudo los empuja fuera de sus zonas de confort.

Para ayudar a los líderes a entender cómo ampliar su repertorio conductual, nuestros programas de liderazgo ofrecen a los líderes herramientas científicas que sintetizan el trabajo sobre el comportamiento de liderazgo de los últimos 100 años de investigación tanto en psicología como en gestión, herramientas que hacen hincapié en comportamientos opuestos pero complementarios y que hacen la distinción entre: cómo lideras (en términos de comportamientos interpersonales para influir en otras personas e interactuar con ellas) y, por otra parte, lo que lideras (en términos de las cuestiones organizativas en las que se centra).

1. “Cómo lideras” muestra la distinción entre dos tipos diferentes de liderazgo: liderazgo enérgico y liderazgo efectivo.

El liderazgo enérgico consiste en afirmar el poder personal y posicional.

El liderazgo efectivo consiste en involucrar a otros, en influenciar, en convencer, sacar lo mejor de ellos, alcanzar metas a través de otros.

Ambos estilos de liderazgo incluyen perfiles de comportamientos diferentes:

  • el liderazgo enérgico es autocrático, decisivo, exigente.
  • el liderazgo efectivo está empoderamiento de otros, es participativo y

2. “Lo que lideras”, lo que diriges muestra la distinción entre liderazgo estratégico y liderazgo operacional.

El liderazgo estratégico consiste en posicionar a la organización para ser competitiva a largo plazo.

El liderazgo operativo consiste en la implementación y la ejecución de decisiones.

Ambos tipos de liderazgo también incluyen estilos conductuales diferentes:

  • el liderazgo estratégico establece dirección, hace crecer el negocio e introduce innovación.
  • el liderazgo operativo impulsa la ejecución, centra los recursos, proporciona orden y estabilidad.

Para ayudar a los líderes a desarrollar versatilidad nuestros programas de liderazgo evalúan como primer paso y a través de herramientas científicas su capacidad actual para usar una mezcla efectiva de los comportamientos anteriores. Herramientas de evaluación y de retroalimentación sobre 3 a 4 dimensiones del talento que permite a los líderes que amplíen su conocimiento y midan su uso de estilos de conductuales, habilidades, visión estratégica y operativa; ayudándoles a comprender lo importante de su capacidad de adaptación, mostrándoles qué comportamientos necesitan enfatizar más y qué comportamientos necesitan enfatizar menos.

Nuestro trabajo de desarrollo directivo nos ha mostrado que sólo uno de cada 10 líderes han dominado completamente la gama de habilidades necesaria para liderar de manera efectiva. La mayoría de líderes tiende a tener un sesgo ya que se muestran a favor de liderar centrando su gestión en sus fortalezas — los comportamientos y habilidades que han desarrollado cómodamente, o incluso han llegado a sobre-desarrollar, al ser aquellos comportamientos, habilidades con los que suelen responder de manera natural y no consciente frente a los desafíos, influencia, cambio y normas en la organización. Generando como resultado que sus fortalezas se convierten en su debilidad, o como dice el refrán, “para un martillo todo son clavos”.

El objetivo de nuestros programas de liderazgo es desarrollar la capacidad adaptación, la capacidad de ser flexible y versatil, de considerar necesidades opuestas y evitar maximizar una a expensas de la otra, ya que es el conjunto actual de habilidades las que hace al líder más versátil. Como F. Scott Fitzgerald escribió, «La prueba de una inteligencia de primer nivel es la capacidad de mantener dos ideas opuestas en la mente al mismo tiempo, y aún conservar la capacidad de funcionar».

¿Cómo se desarrolla la versatilidad?

Si la versatilidad es fundamental para un liderazgo efectivo, pero no es muy común de observar en el mundo de las organizaciones.

¿Cómo nuestros programas de liderazgo pueden ayudar a los managers a convertirse en líderes más versátiles?

Basándonos en el trabajo de investigación realizado a lo largo de los años en el área del liderazgo, nuestros programas impulsan la versatilidad a través de tres estrategias eficaces:

  • 1) Facilitar la toma de consciencia sobre la importancia de ampliar su perspectiva y desarrollar una gama mas amplia de habilidades a través de herramientas de evaluación y dinámicas grupales. Herramientas ambas que favorecen un enfoque sistémico, evaluando la personalidad y fortalezas del líder y comparándola de manera sistémica con otros estilos conductuales y motivacionales. Herramientas que favorecen la agilidad de aprendizaje, impulsan absorber lecciones y participar en desafíos de liderazgo, estar expuestos a conocimiento y puntos de vista diferentes y poderlos incorporar a sus kits de herramientas de liderazgo. Los líderes versátiles tienden a tener trayectorias profesionales y experiencias laborales transversales, más diversas que otros. Ser consciente de la necesidad de buscar experiencias en diferentes áreas de negocio y experiencias interpersonales con otros estilos y puntos de vista es también una excelente manera de preparar a los líderes para el liderazgo empresarial.
  • 2) Retroalimentación y desarrollo continuos. Es crucial comprender y obtener información sobre el impacto y la efectividad de su comportamiento. Los líderes versátiles responden bien al cambio y son capaces de cambiar su comportamiento, de adaptar su comportamiento, en respuesta a los acontecimientos, a distintos puestos de vista y críticas constructivas. En un mercado en constante flujo, es útil ser capaz de adaptarse a las nuevas necesidades del trabajo y realizar los ajustes necesarios para lograr una respuesta más efectiva a  las circunstancias. Una manera sencilla de realizar una toma de consciencia sobre nuestra capacidad de adaptación es hacernos y hacer a nuestros colegas las preguntas recomendadas por Peter Drucker: «¿Qué debo parar, empezar y seguir haciendo para ser más efectivo?»
  • 3) Desarrollo personal: convertirse en una persona más completa. Esto implica ser consciente y abierto a habilidades y comportamientos opuestos y no verse cegado por las fortalezas. Los líderes versátiles muestran un patrón de comportamiento y visión más allá de lo familiar y de la zona de confort que favorece su flexibilidad; en contrapartida con algunos de sus colegas menos versátiles, que muestran una versión rígida y estrecha de si mismos y piensa que las perspectivas y comportamientos opuestos deben evitarse en lugar de experimentarse y aprender de ellos. El desarrollo personal de líderes es clave para un eficaz liderazgo empresarial.  Nuestros programas de liderazgo impulsan el desarrollo personal de líderes a través de la realización periódica de dinámicas grupales de desarrollo de habilidades, que brindan al líder la oportunidad de conocer y participar de perspectivas diferentes, que le ayudan a aprender sobre puntos de vista diferentes, a participar en dinámicas de equipo aportando ángulos diferentes de management, que el líder puede incorporar en su gestión diaria.

Lydia Cuervo Coaching Laboral | Mentoring Laboral ! Desarrollo Profesional y Directivo | Liderazgo | Agilidad Empresarial. Epecialista bilingüe en Coaching Laboral, Mentoring Laboral, Career Coaching, Career Mentoring, Gestión de Carrera Profesional ( Career Management & Development), Desarrollo Profesional y Directivo (Professional & Executive Development), Alto Rendimiento (High Performance), Liderazgo ( Leadership). Master doble titulación Coaching Ejecutivo y Liderazgo Organizacional por ENEB y la Universidad Isabel I. Master Coaching Ejecutivo y Liderazgo Organizacional Universidad Isabel I y Escuela Negocios Europea de Barcelona (ENEB)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This field is required.

This field is required.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar